viernes, 26 de febrero de 2010

This charming man

Es curioso, porque nunca me ha gustado la novela realista. Yo siempre he sido una persona de novela de ficción: hace sólo unos años me parecía inexplicable cómo la gente se tragaba libros con temáticas realistas. Pensaba que para eso está la realidad y si vas a leer un libro, al menos que te lleve a un mundo que no exista aquí. A uno que fuera totalmente nuevo. Al que pudieras escapar, como hace Bastian en La historia interminable.
Mis gustos deben estar cambiando mucho con los años.
Porque me he dado cuenta de que, exceptuando mis pequeñas incursiones en la literatura adolescente vampírica (que aunque sean frecuentes son, al fin y al cabo, pequeñas en comparación con los demás libros que leo al año) todos los libros que he leído en estos últimos meses tiran mucho para el realismo. Y lo más importante es que no sólo me han gustado, sino que me he enamorado de muchos de ellos.
84 Charing Cross Road, Una lectora nada común, Mi vida sin Hailey, Brooklyn Follies, Chesil Beach.
Títulos que no estaban en mi lista, que ni siquiera eran del estilo que yo me atribuyo propio.
No por eso he dejado de lado la ficción. Y de hecho cuando me compro un libro siempre suele ser de fantasía, ya que los realistas aún me hacen recelar y sólo los saco de la biblioteca. Son etapas, lo sé, igual que lo fue la de la literatura de ficción, la de fantasía, las interminables colecciones de Laura Gallego y sus firmas de libros, la etapa filosófica de Jostein Gaarder, la etapa paranormal y la etapa fantástica de Marianne Curley. Los libros con portadas negras en masa, las novelas de vampiros (que tengo que admitir que aún no se han acabado) las historias con brujas, la etapa de clásicos de la literatura, o la vez que me dió por las novelas de ciencia ficción, cosa que tampoco me esperaba. Las mil y una obras de Agatha Christie con su Poirot o las maravillas de Conan Doyle. La etapa de novela histórica, con Isabel Allende y los best-sellers de Matilde Asensi, de Dan Brown, de Ken Follet, de Katherine Neville, mi primera novela de temática conspiración-histórica-con-pocas-bases-reales-y-mucho-de-fantasía que fue El último Catón y por supuesto todas las que le siguen. La etapa de los cómics a destajo, de Harry Potter (por favor) y de Eragon. Desde pequeña he tenido estos arranques. Mis etapas de Matilda y Las brujas, el leer a Roal Dahl sin descanso, la ilusión que me hizo econtrar por primera vez aquella edición de La historia interminable que acabó casi consumida en mis manos de las veces que la leí. También me dió por los libros de una niña y su tío que es detective y que viajan a Hollywood, de los que ni siquiera recuerdo el nombre y que leía una y otra vez. La caja de los cuentos y las historias de terror que me encantaba contarles después a los demás como experiencias propias.
Con el (pequeño) bagaje que llevo leído, es completamente cierto que nunca me ví leyendo este tipo de historias. No tenían ningún sentido, ni atractivo para mí.
Y puede parecer obvio, y decir “lo que te pasa es que estás cambiando, como tantas otras veces” y saber que es evidente que tambien habrá libros dentro de unos años que nunca pensé que me gustarían y me encanten.
Pero es la primera vez que soy consciente del cambio. Es un gran paso para mi. Es un paso que quiero recordar. Y está claro que no puedo dejarlo en manos de mi voluble memoria, así que haciendo honor a todos lo que he leído, tenía que escribirlo. Es una pequeña parte de mí que ha cambiado.
Y no estoy acostumbrada a darme cuenta de ello.

¿Razón de todo este melodrama?
Escogí Un tipo encantador por puro azar y porque era novedad, y estaba allí solito en la biblioteca, y porque la portada me había llamado la atención antes y porque llevaba mucho tiempo viendo el nombre de la autora y no sabía si juzgarla de frívola era justo sin haber leído nada para opinar de ella.
Y cogí uno de los libros más duros con el que me he topado. Y cuando al final he soltado una lagrimita no ha sido ni por asomo como cuando lees ficción y todos son felices y comen perdices. O como cuando todo termina bien en una peli. O como cuando cogen al asesino.
Era, simplemente, alivio porque esas personas acabaran ese trozo de su historia con un asomo de algo que podría ser felicidad. No un Felices para siempre.
Sino un No todo se ha ido a la mierda.
Impresionante.
Un tipo encantador reune las historias de cuatro mujeres diferentes. Mujeres que no parecen tener conexión y que poco a poco se desenreda la trama dejando ver que el maltrato es un denominador común en la vida de todas. Pero no lo parece para nada. La autora expone sus personajes, sus vidas diarias, su forma de ser, sin tener en cuenta cómo esa experiecia les ha marcado. Te presenta a unas mujeres directamente del “después”, que han aprendido a vivir con ello.
Todas son muy diferentes. Mi favorita es la más frívola, Lola Daly, porque es bantante desternillante (cosa que no es muy común encontrar en un libro sobre la violencia de género) y se contrasta mucho con las otras dos figuras importantes: la periodista sin escrúpulos y la madre de casa alcohólica que no quiere reconocerlo. Sobretodo la historia de esta última me ha resultado muy, muy dura.
Pero lo cierto es que, contra todo pronóstico, el libro me ha gustado mucho. Keyes sabe cómo escribir de manera que la personalidad de cada mujer esté muy definida, un estilo propio en cada trozo de la narración, estilos completamente diferentes a la hora de expresarse en cada caso.
Y por supuesto, consigue que te den ganas de exprimir al capullo en cuestión. Es una de esas personas ante las que sientes una gran impotencia y sólo porque es un hombre. Bastante logrado.
...tengo que recomendárselo a Isa (la rubia) Muy en su estilo.

He llegado a los doscientos libros, al fin. Resulta que los ha completado mi hermana que se ha ido de viaje y me ha traido el formato cómic de Pesadilla antes de Navidad. Yo ya le tenía echado el ojo, pero no me había dado por comprármelo y ella ha decidido que era un imprescindible para mí. A veces las personas te conocen mejor de lo que esperas.
Ya me lo he leído y está bastante bien adaptado. Sobretodo teniendo en cuenta el hecho de que la dibujante es una mangaka de estilo shôjo. Tiene que haberle costado tela dibujarlo así.
Y los diálogos son práticamente fragmentos de la película. Cada vez que lo leía sonaba la musica de la peli en mi cabeza
Esto es Halloween, esto es Halloween...




Voy a seguir con mis libros de la biblioteca. Cuando termine La mujer del hombre que viajaba en el tiempo me pasaré por aquí.

Nos vemos!

3 comentarios:

Bookworm dijo...

Soy una entusiasta de Marian Keyes. Me he leído todas su novelas y he pasado momentos divertidísimos. Este me pareció el menos divertido, pero a la vez el más completo. Ahora he terminado de leer la última que salió hace unos días "La estrella más brillante" y también me ha gustado mucho. Creo que ha perdido la capacidad de hacerme reir a carcajadas, pero sin embargo ha ganado en la fuerza de sus historias.
Tengo hecha la reseña, pero no para publicarla en mi blog, ya que fue un libro que me enviaron de promoción, así que la publicaré en el blog que me lo envió.

Un abrazo

Bookworm dijo...

Me preguntabas cual es mi novela favorita de Marian Keyes. Uf! imposible elegir, yo me lo he pasado muy bien leyendo toooodas, incluso una que casi todos los lectores no ponen tan bien y que se titula "Bajo el edredón" que es una recopilación de historias.

Estos son todos los títulos que hay:

1.- Claire se queda sola
2.- Lucy Sullivan se casa
3.- Rachel se va de viaje
4.- Por los pelos
5.- Sushi para principiantes (fue el que yo leí primero)
6.- Magie ve la luz
7.- ¿Quién te lo ha contado?
8.- ¿Hay alguién ahí fuera? (protagonista Ana)
9.- Bajo el edredón (este libro es una recopilación de historias)
10.- Un tipo encantador
11.- La estrella más brillante

Me gustaron especialmente las novelas 1, 3, 6 y 8 que están protagonizadas por las hermanas Walsh, aunque la temática de cada uno es distinto, quizá sí te recomendaría que las leyeras en orden de aparición. Un personaje estupendo de todas estas novelas es la "mamá Walsh". Aún falta un libro que correspondería a la hermana más pequeña de todas "Helen".

Puedes leer más detalles para elegir mejor aquí:
http://es.wikipedia.org/wiki/Marian_Keyes

Heliea dijo...

Muchas gracias! :D
Una lista muy completa, en cuanto que pueda me pondré a leerlos.