viernes, 8 de enero de 2010

How to talk to a widower

Hey!
Es la primera vez que actualizo tan temprano. De hecho, me parece que es la primera vez que me levanto tan temprano desde hace bastante - que le vamos a hacer.
Puees como siempre, hablemos de libros.
Ya me he terminado Mi vida sin Hailey (tambien conocido por How to talk to a widower, el cual tiene mucho más sentido) y la verdad es que es un poco extraño para mí tenerlo porque: 1. Los libros de oferta de "la feria del libro" nunca implica una novela bien narrada, sino libros sobre piratas, citas célebres, biografías de Jack el Destripador, ect...
2. Es el tipo de libro que siempre saco de la biblioteca, me leo, me gusta, pero nunca me compro porque he leído ya y porque generalmente cuesta demasiado
Así que se me hace raro tenerlo en la librería, y saber que puedo volver a leerlo cuando me de la gana.
He sacado unas veinte mil citas de él. Es simplemente genial. Sé que utilizo este calificativo con demasiada frecuencia, pero lo describe bien. Es eso, buenísimo. Quizá un crítico del Post no estaría de acuerdo conmigo, pero me ha encantado la manera de narrar que tiene este hombre, el tal Jonathan Trooper. Es desternillante, incluso cuando la situación no debería serlo. Porque tiene su mérito hacerte reír cuando la máxima del personaje es "Tenía una mujer, se llamaba Hailey. Ahora no está. Yo tampoco"
Y no sólo el protagonista es un tipo con carisma, los secundarios son incluso mejores. Un lío de personajes y sentimientos encontrados que consiguen que nadie te caiga mal, sino que cada uno tenga sus problemas propios.
Es bueno, de verdad.
El día antes de reyes fui a la Fnac en busca de Dead as a doornail ya que por fín me había terminado el anterior. Y demostré al mundo que soy gafe: ¿Cómo puede darse la casualidad de que sólo haya un ejemplar del susodicho libro y que de entre los nueve que comprenden la colección sólo faltara el que yo había tenido en mi manos el día antes?
Alucinante, deberían hacer una ley de Murphy sólo para mí.
Aunque, en compensación, vi uno llamado The reformed vampire support group de Catherine Jinks, y ya que estaba allí decidí comprarlo, vaya a ser que fuera la semana siguiente y hubiera desaparecido. Ahora me lo estoy leyendo, y no va mal, aunque tampoco me convence mucho. Por el dibujo de la portada, y el nombre, yo me imaginaba que era una novela de hace unos años (bastantes años) y la estética hace que me recuerde a Scooby Doo, no sé bien por qué. Sin embargo son una panda de vampiros quejumbrosos que te enseñan el lado no divertido de la no-vida, por ahora. Y con fecha de edición de hace sólo unos meses.
Y después, por navidad, ha caido algún libro. Bueno, sólo uno, en realidad.
Me han regalado una caja de pinturas acrílicas, así que les dió por comprar un libro sobre Técnicas para pintar con acrílicos, sospecho que tambien en los puestos de navidad. Y estoy agradecida, porque no tengo mucha idea de por donde empezar.
Y después uno de mis familiares dió un golpe magistral y me regaló un cheque regalo por 20 euros para la librería. Lo clavó, la verdad. Así que en breve iré a Luces con un cheque en el bolsillo y una gran sonrisa :)
Hasta entonces,
Nos vemos!

8 comentarios:

oorlo4 dijo...

A mi este año, creo que por primera vez en mi vida, no me ha caido ningún libro por Reyes.

Me siento como... vacío xD

Berni dijo...

¿Sabes la cantidad de años que llevo sin que los Reyes me traigan un libro? ¿Qué tiene que ver que sea librero cuando es lo que más me gusta y me he portado bien (o eso creo)?
Me parece que no me han perdonado mi plan magistral para darle carisma a Gaspar (aunque pienso que Baltasar se ha apiadado un poco de mí y me ha regalado un cómic)?

Berni

Heliea dijo...

verdad? parece que tengan fobia a regalar un libro. A mi me pasa lo mismo todos los años
Aunque ahora con lo del cheque regalo, parece que han visto el cielo abierto.

El año que viene, os debo un libro a los dos por reyes! ;)

oorlo4 dijo...

Gaspar es claramente el mejor rey mago. Cuenta con mi apoyo, Berni.

Heliea dijo...

puuues yo soy más de Melchor
Pero porque en la cabalgata siempre es Gaspar el que me tira el caramelazo en la cara. Menos este año, que fue la maldita Isabel la católica.
Se ve que no hago buenas migas con la monarquía >.<

Berni dijo...

oorlo,no sabes lo que dices. Si supieras nuestro maquiavélico plan no me apoyarías...

Bookworm dijo...

Me alegra encontrar una reseña sobre este libro. No había leído ninguna y yo me lo compré el pasado verano dentro de un lote de libros de la misma editorial por muy poco dinero.
Espero que me guste al menos la mitad que a tí. Ya he leído antes a este autor, así que por eso me arriesgué a repetir.

Un saludo.

Bookworm dijo...

Estoy terminando de leer "Mi vida sin Hailey" y como a ti me dan ganas de anotar mil cosas en un cuaderno.
Ya había leído "Todo cambia" del mismo autor, pero este libro me parece muchísimo mejor.
Me parece una novela absolutamente recomendable.
Tendré que hacerle la reseña que se merece. El problema es que tengo muchas pendientes de colgar todavía, pero... le llegará su turno.
Gracias por darme el empujoncito que me hacía falta para ponerme a leerlo.