viernes, 8 de agosto de 2008

Hugo y Cassy 2

He descubierto que la inspiración divina viene más a menudo cuando escribes a mano que frente a un ordenador. Que ironía, teniendo en cuenta que me compré el portatil para poder escribir mis historias con más facilidad.
Anoche conseguí terminar un capítulo entero de Hugo y Cassandra, (milagro!) cosa que hasta ahora no había hecho del tirón.
Ah, esa es otra, he descubierto que se escribe mucho mejor por la noche. Si, cuando ya me voy a acostar, sobretodo ahora en verano que he terminado de ver la tele, de leer y aún así el calor no me deja dormir, saco la libreta (antes sacaba el portátil) y me es mucho más sencillo escribir.
Y hablando de escribir, lo cierto es que creo que estoy lista para seguir con La princesa del décimo reino. Tengo que cambiar muchas cosas (Como el nombre, por ejemplo) porque cuando la empecé aún estaba más verde que ahora, si cabe, así que tengo que modificar tanto lo que tengo escrito cómo lo que viene de historia a partir de ahora. Lo malo es que estas ideas se me ocurren cuando no tengo a mano dónde apuntarlas y se me olvidan (como buena portadora de memoria de pez que soy) así que la mitad de las veces mis ideas para las historias se pierden en el vacío.
Así que pienso re-escribir (otra vez) la que fue una de mis historias más largas. A ver en qué acaba la cosa.

Y respecto a la literatura, ayer estuve hablando con Carlos de Kôt, el libro que me ha prestado mi primo (aunque él no lo sabe) y lo cierto es que me lo ha pintado tan desastroso que no me puede decepcionar, porque ya no espero otro Grimpow.
Aunque lo cierto es que Rafael tiene que dejar de obsesionarse con el ouróboros, porque va a acabar como la serpiente, con la cola mordida. (Malpensados...)
En fin, que me lo tengo que terminar para mañana y está visto que mis "en tres horas me lo termino" sólo puede ser cuando un libro me gusta de verdad (y es de vampiros, por lo que se ve) así que estoy tardando más con Kôt. Ah, otra cosa curiosa es que tanto Despertar como Medianoche me tuvieron en vilo hasta que me los terminé y sin embargo cada vez que cojo Kôt una fuerza superior se apodera de mí y hace que me entre bastante sueño.
Aunque no puedo negar que el libro tiene sus puntos, o al menos me deja margen para poder discutir ciertos temas, a saber: la Inquisición, el papel de la ciencia, el futuro, las creencias de la gente... En fin, esos temas que me gusta discutir aunque nadie me pida mi opinión.
Como con tantas otras cosas, claro.

En fin, me voy a seguir con Kôt, que esta noche no puedo dejar que me duerma.
Por cierto, hoy es el inicio de los juegos olímpicos de Pekín y lo cierto es que la ceremonia ha sido alucinante, aunque yo la he pillado empezada. Madre mía, que empacho de países y España no ha salido hasta el 70 y pico o así. Toooda la tarde pegados a la tele.
Aún así, ha sido genial. Lo malo es que el horario chino es una putada: el domingo hay partido a las 8 y media de la mañana. Ya me veo yo a las ocho de la mañana, medio dormida, pegada a la tele chillándole a Ricky Rubio que deje de hacer sus numeritos "naturales" y meta más puntos.
Me espera lo mejor.

Nos vemos pronto, jugadores (Lo siento, reminiscencias de Carmen Sandiego)

1 comentario:

Carlos dijo...

Buenas!

Comento porque en realidad me parece que te pinté Kôt un poco peor de lo que era.

No sé, es que leyendo tu post pensé "A ver si me pasé..." xD

Entonces, rectifico. Kôt es entretenido. Engancha bastante bien, y tal. Peeero, como creíble creíble... Puees... En fin, falla. Y a mi personalmente no me gustó demasiado. Pero de ahí a "desastroso"... Me parece que me pasé un poquillo de expresivo ^^U

Otro Grimpow no es, eso desde luego. Y de lo que son los temas a discutir que deja, pues... Están ya un poco masticadillos, es lo que pasa. Científicos superbuenos, y científicos supermalos-todo-vale-por-la-ciencia-así-que-torturemos-animalitos; de religión, pues poquillo...

Y me mataron los detalles, los niños oliendo cosas dentro de un juego de ordenador, o la página del proyecto americano de la NASA en .es ...

En fin. A mi no me mereció la pena leerlo, pero es la manía de "Anda, un libro del tío/a que escribió X".
Y yo en eso caigo siempre xDU

Bueno, pues... Ya nos veremos!